Operación de orejas («orejas de soplillo»)
El procedimiento realizado se denomina otoplastia mediante hilos de sutura y es la técnica menos invasiva que existe hoy en dia.


Se realiza con anestesia local desde el aspecto antero lateral de la oreja sin excindir la piel retroauricular. Consiste en la colocación de unas suturas en forma de cuadrado que moldean la aurícula hasta el punto de corrección deseado. La cicatriz residual es de apenas un milímetro.
Los resultados son altamente satisfactorios, sin los riesgos de complicación asociados a otras otoplastias más tradicionales, con rápido retorno a la actividad cotidiana, y no requiere el uso de vendajes, solamente una cinta para el pelo por la noche durante un tiempo.